domingo, 4 de marzo de 2018

Sin distracciones...¡A lo que estamos,¿eh?!



Cada sueño, cada proyecto de Dios para nosotros, comienza con una pregunta susurrada al corazón. 
Y una respuesta. La tuya.





¿Qué pasa si lo doy todo?



No hay comentarios:

Publicar un comentario