Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2015

El ayuno que Dios quiere

El ayuno que Dios quiere es éste:
que sueltes las cadenas injustas,
que desates las correas del yugo,
que dejes libres a los oprimidos,
que acabes con todas las opresiones,
que compartas tu pan con el hambriento,
que hospedes a los pobres sin techo,
que proporciones ropas al desnudo
y que no te desentiendas de tus semejantes.
Entonces brillará tu luz como la aurora
y tus heridas sanarán en seguida,
tu recto proceder caminará ante ti
y te seguirá la gloria del Señor.
Entonces invocarás al Señor
y él te responderá;
pedirás auxilio
y te dirá: “Aquí estoy”

Tiempo de GRACIA

HOY

¡Qué importantes son los detalles!

Celebramos el cumpleaños de la Hna Isabel Velazco y lo hicimos dando gracias a Dios. La eucaristía fue presidida por el capellán del colegio P. Jesùs Norbey García Valencia.







Hemos celebrado con una gran alegría. Nos han acompañado una presencia muy numerosa de profesoras, amigas….
Ha sido un día entrañable, lleno de rostros y de cariño e impregnado por un fuerte ¡GRACIAS, SEÑOR…! La Eucaristía tuvo este subrayado especial. En un clima de sencillez y cariño.

Continuamos la celebración con una fiesta en la que seguimos compartiendo todos nuestra alegría y emoción. 

Dimos gracias
No por los frutos que ha podido recoger en sus 80 años, sino por todo lo que ha sembrado.No sólo por los sueños que se realizaron sino por los que le siguen ilusionando.No únicamente por los 80 años que tiene, sino por aquello que ha hecho con sus años

Por todo ello, le seguimos diciendo a Dios:
MUCHAS GRACIAS, SEÑOR,POR LA VIDA DE ISABEL Y SÍGUELA BENDICIENDO

Día 14 febrero

«La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que envíe obreros a su mies» (Lc 10, 2). 



Doy gracias

Aventura maravillosa

En el seguimiento Vocacional  descubrimos  lo que es la llamada del Señor para seguirlo, caminar con Él, estar con Él y colaborar en la construcción de su Reino


Una nueva experiencia se teje en la vida de Carolina que  inquieta vocacionalmente ve su futuro como una entrega generosa al Señor para vivir con los niños-as y los jóvenes sobre todo los más necesitados.