martes, 4 de marzo de 2014

Ayunar desde la solidaridad

 Lo que tú harás por ella en la tierra, ella te lo volverá y hará por tí en el cielo

"Hoy sólo se puede ayunar trabajando para que otros no ayunen.            
Hoy sólo se puede celebrar el ayuno asumiendo el dolor y la impotencia de millones de hambrientos.                                                     
Quien no ayuna por el pobre engaña a Dios. Ayunar es amar.                    
Nuestro ayuno voluntario debe ayudar a impedir los ayunos obligatorios de los pobres.                                                                                           
Ayunemos para que nadie tenga que ayunar”                                                   
                                                                                        (Papa Francisco)

No hay comentarios:

Publicar un comentario